Diferencias entre Hospitalización de carácter público y Hospitalización privada

Podemos decir que la hospitalización privada posee un carácter más personalizado con respecto a la hospitalización pública, en este post te explicamos por qué.

Como ya hablamos en un post anterior, ya conocemos en qué se diferencia un hospital público de uno privado, a grandes rasgos podemos concluir que su principal diferencia es la cantidad de personas que pueden ser atendidas por cada uno de ellos.

 

Pero en este artículo nos queremos centrar más en la propia hospitalización del paciente, cómo es la estancia, normalmente no voluntaria, en cualquiera de los dos tipos de centros. Cómo se encuentra la sanidad de nuestro país desde el punto del paciente.

 

Hospitalización en un centro público

 

Ya desde el inicio del proceso para que la hospitalización en un centro público se produzca, lo primero que debemos hacer es ir a nuestro médico de cabecera o de atención primaria, y será éste quien tras una valoración, decidirá si necesitamos la atención por parte de otro facultativo. Supongamos que es que sí, ya desde el inicio estamos perdiendo un tiempo valioso, puesto que en lo que nos deriva hacia otro facultativo pueden pasar varios días, salvo que sea de carácter urgente, que este tiempo se ve ligeramente reducido.

 

Podemos afirmar que el principal inconveniente con el que nos encontramos en los centros públicos, es la pérdida de tiempo que transcurre desde que tenemos los síntomas hasta que nos atiende la persona que puede llevar nuestro caso.

 

Una vez hemos pasado todos los trámites anteriores y ya nos encontramos hospitalizados nos encontramos con que:

 

  • Debemos esperar a que otra persona deje una cama libre para poder ocupar la habitación
  • Debido al gran volumen de pacientes que se atienden, tenemos que compartir habitación con otra persona a la que no conocemos.
  • Pérdida de intimidad mientras estás enfermo (mientras hablas con los médicos, visitas de familiares a la persona que está contigo en la habitación, etc.)
  • Saturación del personal sanitario debido al número de pacientes

 

Hospitalización privada

 

Cuando hacemos uso de la sanidad privada,  es el propio paciente el que decide por quién quiere ser atendido, teniendo la posibilidad de acudir a cualquier especialista de la lista de los médicos con los que trabaje su aseguradora.

 

Con la elección anterior lo que logramos es bajar o reducir los tiempos de espera para ser atendidos, así como es posible programar una operación en un tiempo razonable, en definitiva, aportando una solución en un menor tiempo.

 

 

Una vez que hacemos uso de la hospitalización privada, las habitaciones son de uso individual, normalmente con cama supletoria para el acompañante. Estas habitaciones se asemejan bastante a habitaciones de un hotel, con detalles muy cuidados para mejorar la estancia del paciente. Con esto logramos tener la intimidad que en el otro centro público habíamos perdido. Cuando necesitamos ir al baño, cuando el médico nos visita para comentarnos cómo va nuestro proceso y cómo han salido las pruebas, cuál es el siguiente paso en nuestra recuperación, cuando nuestros familiares nos visitan, etc.

 

Como conclusión podemos decir que la hospitalización privada posee un carácter más personalizado con respecto a la hospitalización pública. Con ello se busca que el paciente se sienta como en casa y además es posible contar con una segunda opinión médica. Además, la hospitalización privada de da la opción de acceder a los tratamientos más punteros así como a las últimas tecnologías aplicadas al sector médico-sanitario.

 

En el caso de la Clínica Universidad de Navarra (CUN), la investigación constituye uno de los ejes estratégicos, con especial énfasis en el desarrollo de líneas de investigación traslacional. Los expertos colaboran con los investigadores del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) y con las Facultades de Ciencias de la Universidad de Navarra. Esta conexión estratégica permite el flujo bidireccional del conocimiento científico “del laboratorio al paciente” y viceversa. Una sinergia que facilita la aproximación de la realidad clínica a la investigación básica. El objetivo es que los resultados de la investigación sean rápidamente aplicables en la mejora de los cuidados de los pacientes, a través de nuevos diagnósticos y tratamientos.

 

Si te ha gustado el post “Diferencias entre Hospitalización de carácter público y Hospitalización privada“, también puede ser de tu interés:

Principales diferencias entre hospitales públicos y privados

Cuadro Médico Nacional de ACUNSA Confort

Si quieres seguir puntualmente informad@ sobre las últimas noticias y tendencias en el Sector de los Seguros, puedes visitar nuestro Blog.